Consejos para mejorar y controlar la incontinencia urinaria

¿Sabías que en la mayoría de los casos en que un niñ@ moja la cama, uno de sus padres también lo hacía de pequeño? La enuresis nocturna no acostumbra a estar relacionada con otras enfermedades, pero es importante no dejarse llevar por la intuición y seguir las pautas y recomendaciones de nuestro pediatra.

¿Cuál es la razón fisiológica por la cuál mi hij@ moja la cama?

Son varios los mecanismos que pueden provocar la enuresis nocturna, algunos de los más comunes son:

Capacidad vesical reducida: la vejiga de nuestros peques no se ha desarrollado y por lo tanto no es capaz, todavía, de retener la orina durante las horas de sueño.

Poliuria nocturna: el cuerpo de los peques producen gran cantidad de orina durante la noche

Maduración tardía del control de la micción: el niñ@ no ha aprendido a retener el pipí debido a una falta de desarrollo de la comunicación que se produce entre el cerebro y la vejiga.

¿Y cómo puedo mejorar o solucionar la enuresis nocturna?

En Stopis hemos desarrollado una combinación natural elaborada con aceite de lúpudo y semilla de uva que, además de no presentar ninguna contraindicación y no contiener gluten, es totalmente inocua para los más pequeños de la casa.

Estudios de eficacia realizados con el jarabe y las gotas Stopis demuestran que la eficacia del producto oscila entre el 65% y el 85% de efectividad en niños de entre 3 y 10 años. Nuestro equipo recomienda usar o bien el jarabe o bien el aceite -puedes conocer más sobre ellos aquí– durante un plazo de dos meses para asegurar su efectividad.

Entendiendo la situación que muchos niños y padres pasan durante el proceso, es importante tener siempre presente que cada pequeño vive el proceso de una manera distinta, y que no todos tardan el mismo tiempo en poner fin a la enuresis.

¡Ánimos campeones!

Deja un comentario